Pues sí, estoy a favor de la pena de muerte

33295

De vez en cuando surge el debate sobre la pena de muerte. En España, se habla de ello cuando alguien la propone para crímenes terroristas o asesinatos que conmueven la opinión pública; en EEUU, cuando ocurre alguna ejecución en la que alguien cuestiona que se hayan respetado las garantías procesales. 

La Justicia en España tiene fama de estar vergonzosamente sesgada a favor del criminal y en detrimento de la víctima. Sostengo esta apreciación en base a anécdotas y noticias puntuales que apuntan reiteradamente en esa dirección. En nuestro país, lamentablemente, la prioridad no es el castigo proporcional y la restitución a la víctima sino la “reeducación y la reinserción social”.

Como siempre, en medio del debate surgen varios tipos de argumentación ya sea a favor o en contra. Entre las afirmaciones contrarias a la pena capital destacaría una de ellas:

¨La vida es sagrada, incluso la de un criminal”.

Personalmente detesto ese tipo de consideraciones apriorísticas. La palabra “sagrada” desconozco qué implicaciones tenga más de las que se quiera afirmar en su nebuloso significado.

Por el contrario, entre los argumentos a favor de la pena de muerte destacan los relativos a venganzas: ¿qué harías tú si mataran a tu hija?”.

Este tipo de argumentaciones demagógicas a favor no me parecen argumentos serios.

Ahora bien, sobre la pena de muerte se pueden encontrar diversos argumentos a favor lo suficientemente sólidos para sostenerla como una forma de castigo adecuada en según qué casos.

Uno de ellos es el castigo como fin mismo en el cual la proporcionalidad del delito es muy importante. El castigo cómo fin mismo y con finalidad reparadora lo podemos encontrar en la Ley del Talión (también en el Codigo Hammurabbi), que se reduce a que se considere justo quién ha cometido una acción destructiva sufra un mal equivalente al que ha provocado con ella.

Un segundo argumento a favor de la pena de muerte es el que respecta a la seguridad colectiva y a restaurar la armonía social eliminando a quienes la ponen en peligro– se hace necesario amputar los miembros infectados del organismo humano para evitar la gangrena. Hay que saber cortar a tiempo los miembros podridos, para que no perjudiquen ni afecten a los demás miembros sanos. Un buen sistema de Justicia pasa a ser remedo del buen cirujano.

Un tercer argumento favorable a la pena capital es el índole económica. Desde el punto de vista presupuestario se trata de un tipo de castigo que además de expeditivo, es barato, y resulta eficiente para aplicarlo sobre delincuentes peligrosos que difícilmente se van a re-adaptar en la sociedad. Les parecerá un argumento frívolo, pero se puede esgrimir en contraposición al dispendio material que implica la manutención de reclusos a criminales que, además de peligrosos, serán imposibles de rehabilitar, a la par que socialmente inútiles y perjudiciales para la sociedad.

Y por último, un cuarto argumento a favor de la pena de muerte es su posible capacidad disuasoria, tal como demuestran algunas estadísticas. En el caso de los EE.UU., donde se han realizado más estudios al respecto, selecciono las cifras de dos estudios que me parecen respetables. Por un lado, el que recoge Gary Becker, premio Nobel de economía- Estima que hay una reducción de ocho asesinatos por cada ajusticiamiento. Considero al igual que Becker, que esto es un dato suficiente para mostrarse a favor.

Todos estos puntos mencionados ayudan a abordar favorablemente la pena de muerte desde un punto de vista objetivo. No tengo un criterio específico sobre la metodología de la ejecución. No considero un problema con la silla eléctrica más allá de que suele ser más cara y peligrosa que la inyección letal. Pero lo importante es que el sentenciado por un delito que merezca esa pena sea ejecutado lo antes posible sin contemplaciones.

Anuncios

2 comentarios en “Pues sí, estoy a favor de la pena de muerte

  1. me pareció un tema muy interesante… me dejo pensando la pregunta “que harías tu si mataran a tu hija?”.. aunque aun no tengo hijos.. pero se que le desearía lo peor a esa persona.. le desearía que lo torturen lentamente hasta morir..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s