¿Países del Sur de Europa contra los del Norte?. No: trabajadores contra oligarquías.

peoples-of-europe-rise-up-kke

Los griegos eligieron este pasado domingo la esperanza de futuro más próspero frente a la miseria del presente, al otorgar una holgada ventaja al partido de izquierda radical de Syriza frente al centroderecha de Nueva Democracia. Por su parte, Podemos, la formación liderada por Pablo Iglesias, no ha tardado en felicitarse por la victoria electoral de su formación hermana en las elecciones griegas, con la que comparte algunas propuestas económicas, tales como la auditoría ciudadana de la deuda pública. Iglesias, que durante su colaboración en la campaña de Syriza afirmó que los países del sur de Europa “parecen colonias de los poderosos del norte”, ha remarcado que “se está configurando una idea de Europa que va contra los valores europeos en los que parece que los países del sur se convierten en periferias que ofrecen mano de obra barata (…) No queremos ser una colonia de Alemania, queremos dignidad‘”, ha sentenciado el de la coleta.

Sigue leyendo

Anuncios

Destruir al Estado Islámico no es suficiente

_75638941_516bafd2-41d5-4c1a-a006-1a183886d612

Steven observó el horizonte desde el vehículo todoterreno modelo Hummer que había alquilado para elaborar su reportaje, y con el que podía recorrer las amplias franjas de un terreno poblado por palmeras y colinas rocosas que se extendían hasta donde alcanzaba la vista. El sol daba de lleno en su curtido rostro y la claridad del aire era absoluta. Desde unos buenos prismáticos se podía observar la amplitud del árido desierto. Hacía tres meses que la revista Time le envió a la ciudad siria de Alepo, en calidad de periodista freelance, con el objetivo de cubrir el desarrollo de la guerra civil que tenía lugar entre partidarios y detractores del Gobierno de Bashar al Assad. Una vez terminó de apurar su cigarro marca Camel, el corresponsal pone en marcha su vehículo, a bordo del cual avanza unos kilómetros más a la deriva, hasta aproximarse a un poblado recién destruido por los bombardeos de ejércitos fieles a Assad.

Sigue leyendo

A favor de la prisión permanente revisable

prison-bars

No hacía más de tres semanas que Emilio Indart dejó su domicilio natal en San Sebastian. Había cumplido un año de condena en la cárcel por cometer varios delitos de robo a mano armada. Una vez retornó a su barrio, se había convertido en el blanco de hostilidad de la mayoría de sus vecinos, que le consideraban un peligro público y hacían de su vida un infierno. Se había comprometido sentimentalmente con Yolanda, una joven residente en la capital. Con un par de mudas de ropa y algo de dinero, se trasladó al centro de la provincia. Allí podría iniciar una nueva vida con ella, lejos del odio de sus vecinos, y cerca del amor de esa nueva persona que había endulzado su amargada existencia.

Sigue leyendo

Delimitando la libertad de expresión

Freedom Of Speech

Le condenamos como autor responsable de un delito de apología del genocidio a la pena de 7 meses de cárcel por apología del genocidio, finaliza la sesión!”. Estas eran las palabras emitidas por el juez de la Audiencia Nacional de Barcelona, que sentenciaban a Pedro Varela Geiss, propietario de la Librería Europa a una pena de siete meses de cárcel por apología del genocidio. En la denuncia, la Comunidad Israelita de Barcelona actuó como acusación particular, la cual que reclamaban para el librero cuatro años de prisión por vender libros que justifican el genocidio nazi e incitan a la segregación racial.

Sigue leyendo

España: paraíso de la Organizatsja

1273399277_24646-1280x720

El tiempo de espera se hacía muy largo en la antesala de la prisión de Quatre Camins. Algunas sillas de plástico viejas, insuficientes para todos los familiares; infantes correteando por los pasillos; hijas con rostros desalentados esperando ver a sus padres aunque solo sea detrás de un cristal, durante veinte minutos y sin la posibilidad de una caricia; mujeres vestidas con sus mejores galas, provocativas para alegrar, al menos durante unos minutos, la vista a sus maridos. Aquél era un habitáculo especialmente lúgubre; los que mataban el tiempo fumando durante la tensa espera lo hacían apresuradamente y volvían a entrar en la sala; los que se decantaban por un café en la máquina tenían peor suerte, pues las reservas de azúcar se habían agotado, lo cual contribuía a incrementar aún más la amargura de la espera. Sigue leyendo

¿Se avecina una Perestroika a la cubana?

Fidel_Castro_-_MATS_Terminal_Washington_1959_

La Habana emerge como una flor a la entrada de su honda bahía. Los antiguos cañones de la fortaleza de los Tres Reyes Magos del Morro vigilan su estrecha entrada. Unos Cadillac enormes y limusinas Buick de los años 30 y 40, domesticados y refinados por el paso del tiempo, ruedan solemnes por sus calles. Las mansiones de los antiguos latifundistas gallegos y los casinos antaño propiedad de mafiosos norteamericanos como Meyer Lansky, están ocupados desde hace décadas por gente común y corriente. Transformados, unos en hospitales, otros en centros culturales, también están domesticados y refinados.

Sigue leyendo