¿Debe penalizarse el incesto?

cuff_line

Una ola de tensión invadía a la audiencia que se congregaba en la corte del tribunal. Mientras, el Presidente pedía repetidamente orden en la sala intentando calmar el revuelo general. Sentado en el banquillo, el acusado, Patrick Stübing, escucha cabizbajo lo que le va a deparar el futuro: condena de cuatro años de cárcel por un delito de incesto con su hermana, Susan Karolewski. Al final del juicio, el juez le dio la palabra, por si había alguna cosa que quisiera alegar. Patrick, en un último intento, se limita a pronunciar una frase: “yo la amo“. Tras salir de los juzgados, una nube de periodistas, cámaras y fotógrafos se abalanzan sobre él. Patrick se siente como una estrella de Hollywood en medio de aquél tumulto de flashes y atención mediática. Levanta la mirada e inicia un discurso que pretende justificar el delito por el cual acaba de ser condenado y por el cual reclama su absolución. Sigue leyendo

Anuncios