La imparable privatización de la ley y el orden

10670001_10204267764837768_6667749829765299184_n

Hace unos días estaba en la cafetería de la Estación de Sants, terminando mi segunda taza de café. Ojeando el periódico me puse a buscar mi horóscopo… no sé, para ver qué me deparaban las estrellas. Decía que mi intelecto iba a hacer horas extras, que iba a triunfar en las áreas financiera y romántica… y justo cuando estaba a punto de salir del local, me di cuenta de que era el periódico de ayer.

Sigue leyendo

Anuncios